#siemprecasavirginia

La historia de esta casa se remonta a principios del siglo XX cuando comienza a tomar forma el proyecto de construir una colonia residencial en el predio denominado Potrero de Romita, la cual pasó a conocerse simplemente como Colonia Roma, debido a la fuerte influencia europea en las construcciones de esta zona.

 

El señor Antonio Revuelta Pacheco, empresario originario de España, adquirió el predio con el fin de tener un lugar donde quedarse durante sus constantes viajes a México; para posteriormente heredarle la propiedad a su hija Virginia Revuelta, quien a su vez trasmitió este legado a su hija, quien llevaba el mismo nombre.

 

Es por esta razón que la chef Mónica Patiño crea un concepto de restaurante que evoca los domingos familiares de la Colonia Roma, donde había un encuentro de dos culturas, la europea y la mexicana.

 

De la mano de la experiencia del chef francés Corentin Bertrand, Casa Virginia ofrece a los comensales vivir esta experiencia utilizando los ingredientes más frescos y de la mejor calidad y un menú que se adecúa a la temporada.

 

#siemprecasavirginia